domingo, febrero 13, 2005

Ejemplo de Democracia Soberana

Publicado en Indymedia Barcelona, el 17 de agosto de 2004

Las elecciones del 15 y 16 de agosto en Venezuela han consagrado a este país, y a su presidente, Hugo Chávez, como los más democráticos del mundo.
El triunfo del presidente Hugo Chávez en el referéndum revocatorio fue recocido por todos los observadores internacionales. Incluyendo al ex presidente de Estados Unidos James Carter y el Presidente de la OEA, César Gaviria. Este triunfo se verificó, según los últimos recuentos, por más del 60 % ciento de los votos. El pueblo se volcó masivamente a las urnas, registrándose una abstención de menos del 13 %, mientras que en los períodos anteriores a Chávez se alcanzaban normalmente índices de abstención que rondaban el 60 %.
Pese a estas claras definiciones, los sectores adinerados de Venezuela y los medios de comunicación controlados por ellos se negaron a aceptarlos, lanzando una violenta protesta que terminó con el fallecimiento de una persona. Pocas horas después el noticiero internacional de la cadena estadounidense CNN difundía la entrevista efectuada a un "analista internacional", que fundamentó su crítica al proceso venezolano en dos afirmaciones inquietantes:
1) Chávez es un dictador que "empieza a aplicar la Doctrina de Seguridad Nacional, por primera vez desde la izquierda".
2) En Venezuela se lleva adelante una revolución "comandada desde Cuba", con la agravante -según este comentarista- "de que esa revolución es subsidiada por los Estados Unidos a través de las inmensas compras de petróleo".
La primera afirmación resulta perversa en grado sumo. Como se recordará, la llamada "Doctrina de Seguridad Nacional" fue una estrategia de aniquilamiento diseñada por el Pentágono y en la cual se educó a los militares latinoamericanos desde los años 60. Ella surge como un plan imperial, ejecutada por los ejércitos vasallos, para arrancar de raíz la creciente protesta social que el saqueo sobre los recursos y la abolición de las soberanías nacionales latinoamericanas por parte del capitalismo mundial habían suscitado. Por medio de estas monstruosas enseñanzas, basadas en la experiencia en torturas y crímenes de los ejércitos francés en Argelia y estadounidense en Indochina, "capacitaron" durante una década a los militares latinoamericanos para ejecutar lo que todos conocemos:
a) El asesinato del Ché en Bolivia.
b) El genocidio de Chile, donde ante un estadio atestado de martirizados prisioneros, convirtieron en pulpa sanguinolenta con golpes de fusil las manos de uno de los más refinados poetas y cantantes democráticos de América Latina: Víctor Jara.
c) El genocidio argentino, durante cuyos horrendos nueve años de vigencia murieron asesinados más de 20.000 jóvenes y desaparecieron otros treinta mil.
Ahora, con desvergüenza lindante en el cretinismo, CNN pretende convencernos de que el presidente Hugo Chávez, seguramente el más democrático de los presidentes en todo el mundo, "inicia la aplicación de la Doctrina de Seguridad Nacional desde la izquierda". Lo que en realidad se inicia -o más bien continúa- es la porfiada voluntad imperialista de derrocar por cualquier medio a su alcance a un presidente que por primera vez en la historia de Venezuela gobierna para su pueblo, especialmente para los más humildes -como quería Jesucristo, de quien George W. Bush se proclama "seguidor".
La segunda afirmación tiene un carácter lisa y llanamente ofensivo. El estúpido racismo de los norteamericanos anglosajones los lleva a afirmar que su dependencia energética de otro país es un privilegio para quien los salva del abismo. Sin el petróleo de Venezuela, Estados Unidos entraría en una crisis social sin precedentes... ¡y aún pretenden convencernos de su derecho a dictaminar sobre los destinos de quien les permite sobrevivir!...
Por último, el Departamento de Estado fue el único órgano estatal de todo el mundo que puso en duda la victoria de Hugo Chávez en el referéndum del domingo 15 de agosto. Luego de ello, algunos órganos oficiales de países europeos, hicieron trascender su preocupación off the record. Varios medios en manos de poderosas multinacionales de la información comenzaron a difundir entonces la idea subliminal de que el gobierno de la Revolución Bolivariana de Venezuela es "antidemocrático". Pero veamos un poco con qué credenciales efectúan tales opiniones los medios estadounidenses y europeos.

Gobierno de las minorías

Las elecciones de donde consiguió su actual presidencia George W. Bush fueron convocadas en Noviembre del 2000. Mas se prolongaron hasta enero del año siguiente, debido a la confusión en los resultados y sospechas fundadas de fraude. La información oficial atribuyó las demoras a "un fallo de las máquinas de recuento de votos, un fallo en el diseño de las papeletas y los votos emitidos por correo".
El Gobierno ante esta incertidumbre propuso un recuento manual de los votos en el estado de Florida, por el que Bush salió ganador por una suma de 537 votos más. Gore, suponiendo, que había conseguido más votos en dicho Estado propuso un recuento a mano de todos los votos, petición que fue denegada. Alegó también que el diseño de las papeletas de voto, habían sido erróneos, provocando una confusión entre cierto número de votantes. Por ejemplo, jubilados queriendo votar a Al Gore, votaron por error al ultraderechista Pat Buchanan.
Decenas de patotas de republicanos asaltaron las oficinas del Comité de recuentos en La Florida, y asediando a un observador de recuentos demócratas, al que acusaban de robar un voto. O todo o nada, insistían. En medio del caos, el Comité tuvo que volver a reunirse y aceptar las demandas republicanas. Bush, por su parte, acudió a los tribunales en Florida para que se obligue a 13 condados a incluir cientos de votos por correo descalificados previamente.
A pesar de la supuesta mayoría de votos del candidato Al Gore, el estado declaró como ganador de las reñidas elecciones a George W. Bush. Sospechosamente, el mismo Gore renunció a litigar por sus derechos, deslizando en declaraciones a la prensa que "en realidad no estaba preparado para gobernar".
Más un dato singular es que para estas elecciones presidenciales, se verificó entre los estadounidenses un ausentismo electoral del... ¡60 %! Encuestas privadas que se efectuaron sobre el sector abstencionista arrojaron las siguientes conclusiones:
El 32% expresa su «disgusto» con el sistema, y el 26 % admite que lo suyo es cuestión de dejadez: no tienen tiempo para registrarse, y mucho menos para votar. El 22% alega que no le gusta ninguno de los candidatos, y el 20% dice que el resultado «no tendrá mucho efecto» en su vida.
La situación en Europa no es demasiado diferente. A los datos nos remitimos:
"Las primeras elecciones al Parlamento Europeo en la Europa de los 25 se han caracterizado por el castigo a las fuerzas políticas en el poder en los distintos Estados -especialmente en grandes países como Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido- y por una baja participación, que en el conjunto de la UE ha sido de un 44,2% al cierre de los colegios electorales" según el diario derechista español El Mundo. A continuación ofrece un paneo, país por país, del cual sólo extraeremos algunas muestras:

Alemania

En Alemania se confirma el descalabro del Partido Socialdemócrata (SPD), socio mayoritario de la coalición de Gobierno, que sólo logró un 21,5% de los votos, el peor resultado de su historia en unos comicios nacionales. En las últimas elecciones europeas de 1999, el Partido Socialdemócrata obtuvo el 30,7 por ciento de los sufragios.
La participación electoral fue del 43%. (Abstención: 57 %)

Austria

La participación en este país ha sido del 41,8%. (Abstención: 59 %)

Dinamarca

El índice de participación ha sido del 47,9%, casi tres puntos menos que hace cinco años.

Estonia

El Partido socialdemócrata SDE ha ganado las elecciones en Estonia, con un 36,8% de los votos, lo que le da 3 escaños en el Parlamento Europeo. El resto de partidos han conseguido un escaño cada uno con el siguiente porcentaje de votos: K (centro liberal) 17,5%, ER (liberal) 12,1% y IL (patriótico) 10,4%.
La participación ha sido del 27%. (¡73 % de abstención!)

Holanda

El primer ministro holandés, Jan Peter Balkenende (CDA) se mostró contento con la participación electoral (39,1%), lo que "significa que Europa dice más a los ciudadanos". (¡61 % de abstención!)

Estos son algunos de los que se permiten cuestionar el triunfo de Chávez y tildarlo de "antidemocrático". No diremos más. Las estadísticas -sus propias estadísticas- son más elocuentes que cualquier palabra.

domingo, febrero 06, 2005

El egoísmo es un toro muy difícil de voltear

En nuestra infancia conocimos a un hombre que solía voltear novillos tomándolos de las guampas. El pesado animal venía a la carrera, levantando un polvaredal que lo tapaba. El hombre, mirando fijamente con sus ojos verdes lo esperaba alerta. Cuando el animal estaba por llegar a él se lanzaba hacia su cabeza, tomaba un cuerno en cada mano y con un movimiento ágil lo derribaba. Después venían los peones, rápidamente se tiraban encima y lo inmovilizaban.
El mismo hombre que tan fácilmente efectuaba esas hazañas, solía irse de su hogar por tras de alguna mujer, dejando a su familia abandonada. Regresaba desencantado, agrio, sin entusiasmo ni dinero, varios meses después, reclamando encima que su esposa y sus hijos lo consolaran.
Estas costumbres bárbaras se conservan aún hoy en algunos lugares de nuestra campaña. Cuán deseable sería que estos hombres, así como se animan a enfrentar fieras bestias con riego de su vida, se atreviesen también a enfrentar al egoísmo, esa bestia nefanda que todos llevamos dentro. Y que produce calamidades peores que las magulladuras de un toro. Pues lastiman para siempre el alma de quienes deberíamos haber amado y no lo hicimos.

Leves lágrimas

A pesar de los pesares uno mira por la ventanilla y encuentra al sol por las mañanas. Y cuando él pinta las hojas de los eucaliptos en Libertad y Colón, puede emocionarnos casi hasta las lágrimas.
¿Por qué la belleza a veces nos da como unas ganas de llorar? ¿Será el haber sufrido tanto, que el dulzor de una cierta melodía, o un árbol pintado por el sol, semeja en nuestro ánimo una caricia?
Y como el hijo que ha viajado durante muchos años por el mundo, recibiendo en su piel toda clase de humillaciones y adversidades. Y regresa ya con los cabellos blancos a recibir la bendición de su madre.
Y al oír los primeros acordes de su voz antes de abrir la puerta, llora.
Así nuestra alma se conmueve humedeciendo los ojos ante el temblor de los álamos en la brisa o un gorjear de pájaros.
Porque quien ha conocido el dolor más cruel sabe gustar con deleite las más sencillas alegrías. Y agradecerlas.
Como las cigarras.

Sobreabundacia de motores

Ya casi nadie carece de auto en esta ciudad. Viejo, nuevo, desvencijado o reluciente, no importa. Y los que no tienen auto, tienen moto.
Tal cuestión no sería tan grave, si al menos estos innumerables, ruidosos, y humosos vehículos, se condujeran con prudencia por sus carriles.
Pero no solamente invaden los ajenos -constantemente superan a los otros por la derecha, acción claramente prohibida por las normas de tránsito, sino se suben a las veredas -las motos-, se lanzan de contramano, con peligro de sus propias vidas y las de sus hijitos, que muchas veces llevan -los ciclomotores y bicicletas-.
Por favor: si usted tiene un vehículo, pequeño o grande, y nos ha concedido la gracia de leer estas sencillas líneas: propóngase hoy respetar las normas elementales del tránsito. Nada más. Con ello, seguramente, hará esta ciudad un poco mejor.

Conciencia del vivir

¿Dónde está la sabiduría que hemos perdido en conocimiento?/¿Dónde está el conocimiento que hemos perdido en información?/ ¿Dónde está la vida que hemos perdido en existir?/ Estos versos de Eliot nos dejan con el aliento cortado por colocarnos de súbito ante una situación trascendente. Como en la boca de una caverna, donde se ocultara el secreto del Universo. “¿Dónde está la vida que hemos perdido en existir?” Pero, ¿cómo se existe, para no perder la vida? “El que quiera ganar su vida debe perderla” se nos ha dicho también. ¿Entonces, tenemos que cursar la vida “como perdiéndola”?
Lo que parece cierto es que para vivir la vida sin “consumirla” hay que tener conciencia. Y para tener conciencia debemos mirar las cosas en su interior. Y mirar el interior de las cosas sólo parece posible desde nuestro interior. Conciencia de nosotros, que significa no estar distraídos. Y así disfrutar conciencia de los otros: nuestros familiares, nuestros amigos. Algo tan maravilloso que al descubrirlos se emociona uno cada vez. Parece que la verdadera conciencia se vive siempre con la ayuda del corazón.

Hacer

Hay una fórmula secreta para lograr que nuestros semejantes nos quieran. Es hacer todo lo que veamos como necesario a nuestro alrededor. Empezando por nuestra casa.
Si vemos un plato que no se ha lavado, pues hagámoslo nosotros. Si alguien dejó la basura sin recoger, tomemos la escoba, la palita, y juntémosla cuidadosamente para tirarla al tacho o la bolsa. Sin protestar, por cierto, pues de otro modo estaríamos anulando el efecto positivo de nuestra acción.
Especialmente los hombres, debemos dejar de creer que con llevar algún dinero a la casa termina nuestra obligación. Me pareció maravilloso el otro día ver a uno de los intelectuales más talentosos de Santiago barriendo la vereda de su ancha casa.
Más grande que cualquier filosofía, es la capacidad de actuar bien.
Una sencilla frase nos ayudará: "Si algún trabajo está sin hacer, ¿por qué no he de ser yo quien lo haga?"

Autodestrucción

Una hermosa parejita cruzaba la florida plazoleta del barrio. A lo lejos se oía el rugir de los motores, asordinado. Y en el horizonte pintaba de naranja las nubes el sol que huía.
Era una postal. Él, delgado, de zapatillas, la abrazaba. Ella se dejaba llevar, como un esquife en dulce ola. Él estiró la mano hacia un costado, como buscando algo.
Y arrancó un gajo a un pequeño árbol, que trabajosamente crecía a un lado del sendero.
La dulzura del amor adolescente se perdió. Las nubes rojizas parecieron ensombrecerse. ¿Cómo era posible que alguien en una situación tan feliz no pudiera darse cuenta de que el árbol es también una criatura que merece ser amada?
Los culpables, seguramente, fueron sus padres. Que no tuvieron tiempo de enseñarle que las plantas son una de las riquezas más grandes con que puede contar una sociedad civilizada.
Como no tienen tiempo, o ganas, de enseñárselo otros padres a miles de niños. Pues todos los días desgajan bárbaramente otros miles de árboles en brote de nuestra castigada Santiago.

sábado, febrero 05, 2005

Machismo y violencia en la sociedad

El Señor Feudal "podrá acostarse con la esposa del recién casado" dice un artículo de la ley Normanda. En su redacción de 1419, luego de numerosos conflictos ocurridos por causa de este derecho estatal, se atenúan anteriores disposiciones agregando la posibilidad de evitarlo "si éste (el recién casado) o sus parientes [...] entregan el dinero del rescate".(1)
Tal beneficio para los poderosos no merecería mayores comentarios. Basta una reflexión accesible al cerebro menos cultivado para comprender que, desde los orígenes de la organización humana, los criminales, despiadados, astutos, audaces, fueron estableciendo su dominación sobre los demás, obligándolos a cumplir hasta sus exigencias más humillantes. El detalle singular es, sin embargo, que quienes ejercían este derecho brutal, de copular con la joven esposa antes de su esposo legal -o copular, cuando se les antojase, con las hijas de las numerosas familias que habitaban sus extensos campos- eran llamados "Príncipes Cristianos".
La cuestión suscita entonces la inquietud por saber en cuáles preceptos de Jesús, llamado "El Cristo" o "El Mesías" fundamentaron su legislación secular los obispos de la Iglesia. (2) Pues a partir de la consagración del Estado a la Iglesia Católica, efectuada por el emperador Constantino en 312, la jerarquía episcopal fue adquiriendo un predominio ideológico sobre la sociedad que alcanzó su mayor influencia precisamente en la Edad Media. (3)
Veamos, entonces, qué dicen los Evangelios (transcripción universalmente aceptada de las palabras de Jesucristo) sobre este asunto. "Os han enseñado que se mandó `No cometerás adulterio´. Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer casada excitando su deseo por ella, ya ha cometido adulterio en su interior" (Mateo 5:27-28).
Parece muy claro. El cristiano (llamado así por considerárselo seguidor=imitador de Jesús) no debe siquiera "excitar su deseo (interiormente) hacia una mujer casada". Se infiere que menos aún debería expresar este deseo ante otras personas, precipitando más su caída en el pecado si se atreviera a confesar dichos deseos a la señora misma que está codiciando. ¿Qué decir del atrevimiento a copular con ella, y -mucho peor- obligar a su esposo legal a esperar en la habitación contigua, consumido por la humillación y la vergüenza, mientras el duque, el conde o el rey, penetra una y otra vez como se le antoja a la mujer amada, a la muchacha dulce, que quizás ha venerado en secreto el esposo desde la infancia de ambos, por la cual posiblemente ha esperado muchos años para ofrecerle ser madre de sus hijos, compartir la vida con él, para una vez obtenido este privilegio sagrado, verse obligado a tolerar de esta manera injuriosa el mancillamiento salvaje de su alianza?

No solamente los normandos, que dominaron Inglaterra y gran parte de Europa durante muchos siglos, se gobernaban con esta legislación bárbara. El "derecho de pernada" era una cláusula prácticamente universal en el sistema que regía al mundo "cristiano", durante más de 1.200 años. Hasta las primeras revoluciones burguesas, que desde el siglo XVII comenzaron a poner freno al poder feudal. Pero veamos cuál era la relación de la jerarquía eclesiástica con los normandos, cuya legislación sirvió como modelo estatal durante el periodo mencionado.
En 1061, el Papa Alejandro II accedió al trono pontificio gracias a sus relaciones con la nobleza. Amigo personal de Guillermo de Normandía, en retribución por el apoyo prestado "bendijo su empresa de conquistar Inglaterra". (4)

Este problema ya había sido puesto bajo prescripción legal por la tradición israelita al menos 1.200 años antes de Cristo. Se le dio tanta importancia, que al establecer los Diez Mandamientos el adulterio es mencionado dos veces -en la sexta y la décima cláusula. Ello, en un módulo legal tan escueto, indica por cierto una especial valoración del tema. El decálogo de Moisés admoniza: "No andes con la mujer de tu prójimo" en el versículo 14 del capítulo 20. Para reafirmar: "No codicies su mujer..." en el versículo 17. (5) Evidentemente, Jesús no hizo otra cosa que respaldar la legislación de los israelitas, cuya religión profesaba y a quienes consideraba inspirados directamente por Dios.
Ahora bien, lleguemos al núcleo de la cuestión.
¿Qué estamos buscando, atacar a la jerarquía episcopal católica? Para nada. Las otras organizaciones llamadas cristianas, tanto la de Lutero, como la de Calvino u otros reformadores, no presentaron actitudes distintas en relación con este y otros privilegios de los bárbaros gobernantes. El anglicanismo tuvo su origen en la ruptura del rey inglés Enrique VIII con el Papa Clemente VII, que se oponía al divorcio del rey. Enrique deseaba casarse con Ana Bolena. Este deseo indujo a la Iglesia inglesa a su separación de Roma, cuando el Papa se negó a abolir el primer matrimonio de Enrique VIII con Catalina de Aragón. Acusada de traición y adulterio, fue condenada a muerte y decapitada. El rey se proclamó cabeza de la Iglesia de Inglaterra en 1534. La doctrina teológica católica se mantuvo al principio intacta. Más adelante, distintas influencias -y en concreto los puritanos- hicieron del anglicanismo una confesión intermedia. ¡Crear una iglesia nueva para poder cambiar de esposa! En esto se ve la insensatez que guía con frecuencia a la conducta humana. ¡Y todo un pueblo, constituido por millones de personas con inteligencia, aceptar estas imposiciones!
Es contra esta insensatez, esta irracionalidad, esta inhumanidad de los humanos -valga la aparente extravagancia del epitheton- y los sistemas de relación que han practicado, durante su ya larga existencia sobre la Tierra, que arremeteremos con empeño desde esta primera comunicación.
Pues de la misma barbarie destructiva que ha emanado el "derecho de pernada" en la Ley Normanda, se han originado gran parte de los decretos legales, que rigen las instituciones estatales aún el día de hoy.
Esta consagración de la violencia como respaldo legítimo del derecho, del egoísmo, la mezquindad, la ambición, como eje regulador de la cultura social, impide el establecimiento de aquellos valores anhelados durante milenios por la mayor parte de los humanos -los "otros" humanos, los que no tenemos (ni queremos) el poder-:
Esto es, la Paz, la Libertad, la Felicidad.


(1) Transcripto por J. Bühler, Vida y cultura en la Edad Media (primera edición alemana en 1931). La edición de donde fue tomada es la traducción al castellano de Wenceslao Roces, al cuidado de Daniel Cosío Villegas, publicada en 1946 por el Fondo de Cultura Económica de México.
(2) La palabra "Cristo" proviene del griego Jristos y del latín Christus, y significa ungido. "Mesías" es una palabra de los hebreos, aplicada en sus textos tradicionales a quien tiene "la misión de liberar, e implantar el derecho y la justicia en el mundo entero [...] La relación de amor y fidelidad entre el Mesías y su pueblo se expresa, como en el AT, (Os 2,16-18), con el símbolo conyugal". (Comentario de Luis Alonso Schökel y Juan Mateos, jesuitas, directores de los equipos del Instituto Oriental y del Instituto Bíblico de Roma, quienes junto a 14 catedráticos y numerosos miembros de dichos institutos tradujeron la Nueva Biblia Española. Primera edición, Ediciones Cristiandad, Huesca, Madrid, 1975.)
(3) Constantino derrotó a su contendiente, Majencio, en su guerra por el trono durante el año 312. Tuvo para eso el apoyo espiritual del obispo africano Milcíades (311-314). Premió a la Iglesia desechando las propuestas de los donatistas y otros agrupamientos cristianos, para otorgar a la línea romana un papel rector. En 314 el emperador -no el Obispo de Roma- convocó a un gran sínodo episcopal en su gran finca del Laterano. Este encuentro cimentaría las bases de lo que luego se iba a conocer con el nombre de Iglesia Católica Romana. Más tarde, en esta misma propiedad, el emperador romano construiría el primer gran monumento del catolicismo, la basílica "San Juan de Letrán". (Josef Gelmi, Die Päpste in Lebensbildern, Verlag Styria, Graz-Viena-Colonia, 1983.)
(4) Isaac Asimov. Cronología del Mundo. Primera edición en inglés: Harpers Collins Publishers, Inc. Primera edición en castellano, traducción de Vicente Villacampa: Editorial Ariel, S.A., Barcelona, 1992.
(5) La Biblia. Traducida, presentada y comentada "para las comunidades de Latinoamérica y para los que buscan a Dios", por un equipo pastoral bajo la dirección de Ramón Ricciardi. Nihil Obstat Alfonso Zimmermann C.ss.R. Primera edición: Ediciones Paulinas-Editorial Verbo Divino-Editorial Alfredo Ortells, Concepción, Chile, Madrid, España, 1972.